The strange & fantastic Utopia (cap 1)

By Eterna

Relatos inspirados en la saga de canciones The fantastic garden

 Primer capítulo: Realistic logical ilogical

 

Como de costumbre, el reloj de pared tocó las nueve. Me puse de lado en mi cama.

Aún tenía los ojos llorosos y salían hipidos descontrolados de mi boca. El hecho de pensar de nuevo en esta tarde me desconsolaba aún más, y las lágrimas no dejaban de surcar mis ojos enrojecidos.

Me recosté en la cama, y se me escapó un grito ahogado. ¡Estúpido, estúpido, más que estúpido! ¿Qué tengo yo de malo? Puede que no sea la más atlética, ni la más guapa, que no llamé la atención de nadie… Pero sigo siendo una persona, y yo no me merecía eso. Tengo sentimientos. Aunque me intente hacer la dura y la insensible a veces, sigo siendo humana…

¡¿Por qué no se dió cuenta de cuanto lo quería, de cuanto sufría yo por él?!

Mi corazón ya no lo soportaba más. ¿Qué sentido tenía mi vida sin él?

Estaba perdida, perdida en el dolor de la pérdida, de que todas mis imaginaciones habían sido solo  una fantasía. Una utopía que no me llevaba a ningún lado…

“¿Alguien ha dicho la palabra utopía?”

Di un bote hacia atrás, dándome un golpe en la cabeza con la pared lila que había detrás de mí. ¿De dónde había salido esa voz? ¿Acaso había sido mi vivaz imaginación, creada solamente por mi desesperación y temor?

“No te asustes. He venido para ayudarte…”

–          ¿¡Quién eres y que haces en mi casa!?- grité, amenazante, con la escoba que había al lado de mi cama en ristre.

“Tranquilízate, sister. Te quiero llevar a un lugar donde nunca sentirás dolor, y todos tus malos recuerdos serán borrados”

–          ¿Todos mis malos recuerdos? ¿Lo dices en serio?- dije, aun aguantando la escoba, pero con menos fuerza.

“¿Quieres olvidarte de ese miserable que te ha roto el corazón sin piedad, cierto? Si vienes conmigo, todo eso estará más que olvidado, y tu cuerpo se va a llenar de una serena y agradable felicidad”

Su oferta era tentadora. Es lo que más quería en esos momentos, pero ¿cómo iba a repercutir eso en mi día a día? ¿A qué se refería con eso de la utopía? ¿Acaso me quería llevar algún balneario, o algo así?

El amor, el sentido de mi vida… Ya lo había perdido todo, ¿Qué importaba si lo intentaba?

Sin darme cuenta, mi habitación comenzó a…, como desaparecer. Una corriente de aire hizo mover todas las cosas de la habitación. Parecía como si hubiéramos entrado en el ojo de un huracán. Miré a todos lados, con temor a la actual situación, intentado pensar algo que me ayudara a controlar lo que estaba ocurriendo.

–          ¡Mierd…!- Grité, al darme cuenta de que un agujero negro se abría bajo mis pies.

Intente aferrarme a algo desesperadamente, pero ya era demasiado tarde. Me encontraba flotando en un espacio extraño, entre el tiempo y el espacio.

Mis pertenencias también estaban allí, flotando en medio de ese lugar sin aparente sentido lógico.

“¡Bienvenida a nuestra Utopía! El tiempo y el espacio no existen en este lugar. Lo lógico y lo ilógico se funde, formando este extraño lugar, donde los pesares y las preocupaciones serán olvidados por siempre. ¡Deinceps!”

Al oír la última palabra, todo se llenó de colores, que frotaban con libertad a mi alrededor. Mis ojos, pesados, se cerraron sin poder hacer nada, y caí en el más placido y tierno sueño que había tenido nunca antes.

Al despertarme, tuve la sensación de haber dormido durante años. Miré mi reloj de pulsera de color turquesa que me habían regalado por mi décimo sexto cumpleaños. Las manecillas se habían detenido. Era imposible saber la hora.

Deduje que se había roto al aterrizar y me levanté pesadamente para analizar detenidamente donde me encontraba.

Imponente, a mi lado, se encontraba una tabla de piedra inmensa. Estaba toda escrita en latín. Para mi suerte, había estudiado un poco de latín en el instituto, así que pude leer lo que ponía esa tabla.

Y decía así:

“Bienvenido a la Utopía Eterna” ponía, con una caligrafía perfecta sobre la piedra oscura.

Me quedé mirándola, sin dar abasto a lo que veían mis ojos. Mil preguntas rebotaban en mi mente, haciéndose eco entre ellas.

¿A qué se refería con lo de la Utopía eterna? ¿Es que no podría salir jamás de allí?

“Te esperamos en el siguiente capítulo… “

Categories: Ficció, The strange and fantastic | Etiquetes: | Deixa un comentari

Navegació d'entrades

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google photo

Esteu comentant fent servir el compte Google. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s

Bloc a WordPress.com.

%d bloggers like this: